Flor Norelia Hernandez Rondon – Venezuela

SE: Flor cuando viniste a Argentina?

F: Yo vengo a Argentina en el año 97. Conocí a mi marido allá y bueno…tuvimos los chicos, y me dice: “vamos a ir…para que los chicos vengan a estudiar”, era otra Venezuela.

SE: Cómo se conocieron con tu marido?

F: Yo lo conocí en Venezuela en una fiesta, me saca a bailar y esas patitas duras…. (Risas). Estaba recién llegado…y yo bailando con mis sobrinos (porque el después me cuenta). Allá no hay diferencia de edad para bailar con uno o con otro, es todo en grupo, se junta gente de todas las edades…y ahí lo conozco a mi marido…

SE: Y qué lugar era ese? Era un lugar abierto?

F: Era abierto, porque allá…para bailar…es en la plaza, en la calle…Y nos conocimos allí y empezamos a salir.

SE: En qué año era eso?

F: En el 88’

SE: Y vos que edad tenías?

F: Tenía como 22 o 23.

SE: Y él?

F: Y él tenía 29, el me lleva 7. El se fue de acá con un amigo, que ya tenía familiares allá en Venezuela y se fueron. Él estaba estudiando en La Plata, se juntaron y se fueron…

SE: El estaba paseando? O estaba con la idea de quedarse allá a trabajar?

F: El tenía la idea de quedarse allá a trabajar y de experimentar…le guastaba…se ve que ha estado así de muy chico…Él se fue a estudiar a La Plata desde los 18 años, nosotros allá esas costumbres no tenemos, de estar saliendo…viajando…eso no lo teníamos. El estuvo por allá…nos conocimos…empezamos a salir, tuvimos los chicos…

SE: El se recibió antes de ir? O dejó la carrera?

F: Dejó la carrera, él estaba estudiando abogacía en La Plata y dejó la carrera ahí…

SE: Así que se fue a laburar de lo que saliera

F: Sí, de lo que saliera. Pobre trabajaba hasta los mediodías los domingos, que lo acostumbre allá….con ese sol que se moría, no estaba acostumbrado

SE: De qué parte de Venezuela estamos hablando?

F: Nosotros estábamos en el Estado de Miranda, está como a 250 km de la capital, cerca del mar Caribe, 20 minutos del mar.  El sol pega allí….pero nosotros acostumbrados al sol, encantados. Pero mi marido llegó saliendo de acá en invierno, porque se fue en agosto, así que llegó allá en pleno verano. Estaba que se derretía en el aeropuerto, se bajó con botas, con abrigo…Y trabajando en ese sol que no estaba acostumbrado…Encima, llegó a una ferretería. Los nombres de las herramientas nada que ver…es como cuando yo llegué acá, yo pedía una cosa y él salía con otra. Y la agarró bastante bien por suerte…

SE: Si, si, le dicen a una cosa…por ejemplo a “canilla”, que nosotros lo conocemos como canilla del baño, allá le dicen al pan no?

F: Sí, el pan canilla. Aparte nosotros decíamos para englobar, “vaina”-así como suena, la vaina del cuchillo- pero para nosotros es como una muletilla, porque depende de donde estés hablando lo metes allí y ya se sabe de qué estás hablando (risas). Nos ponemos a conversar de eso y nos morimos de risa

SE: Así que se conocieron bailando, y ahí se empezaron a ver?

F: Ahí nos empezamos a ver, el iba a la casa…todo. Mi papá se sentaba afuera…me quería morir, porque él iba con su amigo y estaba yo con mi prima. Aparte no me gustaba mucho al principio…no le di mucha atención. .Me parecía el tono distinto, porque yo veía las novelas de Andrea del Boca (risas), a Silvestre…hermoso!…(risas) y le digo “pero tú hablas como chileno”. Nada que ver a la novela… yo le veía un tono pero no me daba cuenta (risas). El me dice “qué me vas a decir que soy chileno! Que tenemos el tono igual?” (risas). Ahora me doy cuenta que son diferentes.

Lo nuestro son estados no provincias, y mis hermanos que vivían en otros estados venían a juntarse para pasar la navidad…y ya con hijos y nietos y todo. Vinieron a juntarse ahí con los padres, era muy familiar todo. Entonces él iba allí a buscarme…pero él era tan prolijito…muy formal. Las salidas nuestras eran vestirnos y dar unas vueltas a la plaza, porque el pueblo nuestro es re chiquitito, 8000 habitantes,…ahora que se ha ido tanta gente… menos. Lo pasábamos bien, tomábamos una gaseosa en la plaza, dábamos una vuelta con los chicos, con los sobrinos. Siempre andábamos con sobrinos cuando no teníamos hijos, era la salida nuestra, y hasta ahí….hasta ahí. Me enganche porque para el día de los enamorados llegó con un ramo de claveles (risas) y ahí me conquistó! y ya de eso tenemos más de 30 años.

SE: Y cómo es que se casan?

F: Nos casamos después que nacen los chicos.  Tengo dos varones, Fidel y Emiliano.

SE: Los dos nacieron en Venezuela?

F: Los dos nacieron en Venezuela, uno nació en Caracas y el otro en mi pueblo. Porque a las mujeres primerizas no las atendían allí y fuimos a Caracas, con el primer embarazo, con Fidel, es de 7 meses. Fidel es del primero de setiembre-, así que para el día de San Ramón…éramos tres hermanas embarazadas en la casa…

SE: Vivian todos en la casa de tu papá?

F: Si, mi hermana mayor que está en este momento acá conmigo, tenía su casa, casada, con nietos…con todo, nunca se fue de la casa. O sea esas no son prioridades de tener que salir…

SE: es muy común que los hijos hagan sus parejas y se queden a vivir juntos

F: Exacto. Y bueno, mi papá el día que nació Fidel, tenía que ir a hacerse análisis a Caracas. Tengo una sobrina que nació en Marzo, una en junio y quedaba yo. Entonces mi papá me da una velita para San Ramón, que es el 31 de agosto, entonces como vivíamos en el patio y pasábamos el día en la casa de mi mamá, y le digo a mi hermana “papá se fue y me dijo que le ponga una velita a San Ramón, pero me olvidé” eran como las 10 de la noche. “La pones y a las 12 de la noche la apagas “ porque hasta ahí era el día. Podes creer…yo hice eso y a la una me levanté y rompí bolsa! Yo decía “me estoy haciendo pis”….así que 7 meses. Mi marido se va a trabajar, los dos primerizos. Yo estuve bien, fui al médico, y me dice “estás para parir”. Así que llegó al trabajo y le dijeron “no, volvete, porque tu señora está a punto de dar a luz”. Así que le dieron auto, plata, todo y de ahí nos fuimos a la capital y el bebé nació el día primero a la tardecita. Como él no se podía quedar allá… me dejó a mí en la maternidad con mi hermana adoptada y él se volvió al pueblito con mi mamá. Entonces cuando llega después le dicen “felicidades…un varón“. Ya sabíamos que era un varón porque habíamos visto las ecografías. “Midió tanto…pesó tanto…”, re contento estaba. Así nació al otro día de San Ramón, había salido a la primer hora, ni esperó la hora de visita…él chiquitito…lloraba! Esa vez nos quedamos una semana, porque el bebé estaba re chiquitito y estaba en neo.

SE: No se llamó Ramón de casualidad

F: Si, encima Fidel, un nombre tan grande para un bebé tan chiquitito. Vos le ponés un nombre y yo le pongo otro…así que Fidel Armando y el otro Emiliano Moisés, cada uno con el segundo nombre de sus abuelos. El papá de él se llamaba Armando y mi papá Moisés.

SE: Así que ustedes estaban en Venezuela, nacieron tus hijos. Y cómo decidieron venirse a Argentina?

F: El tenía un trabajo re lindo y en muy poco tiempo. Él tiene sus cosas, muy organizado. Cuando nosotros nos vinimos ya teníamos el auto, que el nene nació en el 92 y Emilianito en el 95. En el 96 estábamos construyendo una casa…con un auto…con un trabajo…De hecho yo me vine y él se quedó un año allá. Yo me vine sola con los chicos, porque él dice “llévalos a que empiecen en el jardín, así pueden entrar bien a la escuela”.

SE: Eligió que se educaran en Argentina, sabés por qué?

F: No le gustaba mucho el de Venezuela y …yo creo que aparte ya tendría ganas de volverse.

SE: Vos habías venido antes?

F: Yo había venido cuando nació Fidel, vine para las fiestas. Fidel nació en setiembre y yo vine en diciembre. El estaba de visita con mi mamá y dice “vamos a ir en diciembre para que conozca a los otros abuelos…”. Y mi mamá….la cara que puso…no le gustó (risas) ahí comenzó casi que a llorar…toda la historia. Y vine con el nene de tres meses.

SE: Ahí conociste Argentina

F: Ahí conocí Argentina, no podía creerlo…la distancia…

SE: Directo a Tandil?

F: Sí, directo a Tandil.

SE: Porque  él es de Tandil? Es nacido en Tandil?

F: El nació en Paraná y después se vinieron los padres a vivir acá, así que vivieron toda la vida acá. Así que nos vinimos directo, pasamos por La Plata, yo no podía creer las distancias. De hecho esa vez fuimos a Paraná a conocer los tíos, los primos…no podía creer….le decía a mi mamá “salimos ayer! Salimos a la madrugada y era la noche y todavía no llegué!”. Nunca había viajado tanto. Porque las distancias son cortas, el país es más chico y las distancias son más cortas…

SE: Te parecía eterno, cada viaje… y encima con el bebé

F: Tres meses, y ahora saco cuentas y digo ”vine en el verano?”.

SE: Así que te cocinaste con el bebé a upa…

F: (risas) tengo fotos de Claromecó en jeans…con botas…con zapatillas…campera de cuero….y estaba a orillas de la playa con el nene. Bueno Claromecó, ahora me doy cuenta es ventoso. Pero digo, vine en el verano!

SE: Pero por ahí nuestro verano es más frío en comparación a Venezuela

F: Te digo que nunca…más allá que de mojarme un poquito así (se toca debajo de las rodillas), al mar nunca entré.

SE: Claro porque en el Caribe tiene otra temperatura el agua

F: Sí, es caliente todo el tiempo, todo el año, nunca entre al mar acá más allá de mojarme los pies.

SE: Así que la primera vez que viniste a Argentina viniste a pasear. Cómo es el apellido de tu marido?

F: Brasesco

SE: De ahí te volvés, fue un paseo nada más

F: Estamos 60 días, porque la visa nos la dieron por 60 días y ahí nos volvemos. De hecho la segunda vez que vine, vine con el nene sola, mi marido se quedó porque tenía trabajo. Después vinimos los cuatro y estuvimos así hasta el 97’, que nos casamos en el 96’, ya con los chicos, pero para arreglar los papeles y ya poner todo en orden. Así que vinimos en el 97’, en enero y ya los chicos empezaban en marzo, el más grandecito, el jardín. No era tan importante…pero bueno y él otro chiquitito estaba en maternal.

SE: Y vos que pensabas de venirte a la Argentina en ese momento? Viniste a la casa de tus suegros?

F: Vine a la casa de mi suegra porque mis suegros en ese momento no estaban juntos y vine donde mi suegra. Estaba mi suegra y la tía de mi suegra que los había criado a mi marido y a mi cuñada. No fue fácil…porque…encima sola…y extrañaba un montón. Yo no estaba acostumbrada…todos blancos!…no había ni un negro…Yo no tengo ningún drama…pero no había nadie como yo. Pero para esas veces que había venido antes, había conocido al doctor Trasante Milton , que lo había lo había visto alguna vez y me dice “vení que hacemos una murga para los carnavales”. Igual todavía ahí estaba, en la casa, llevaba los chicos al jardín y volvía. En el jardín conocí una chica, después un grupo de chicas, íbamos al gimnasio…

SE: Se empezó a armar la vida social

F: Sí, encima el clima! Tenía frío! Arranqué en mayo. Y hace 20 años atrás todavía….y eso que mi marido me dice que cuando él era más chico se notaba más el frío. Pero el frío me mató…todo el año tuve frío! Y hasta que él vino no salía casi, era de llevar los chicos, me movía mucho con mis suegros y mucha vida familiar.

SE: Cuanto tiempo estuviste sin él acá?

F: Un año. Un montón!

SE: Qué estaba esperando él?

F: Y…poder vender las cosas que tenía, la casa que estaba haciendo y el auto…

SE: Por qué a Argentina? Les parecía mejor país? Extrañaba la familia él?

F: Yo creo que todo junto. Porque en ese momento todavía no estaba Venezuela en la situación que está ahora. Yo creo que extrañaba, quería criar a los chicos en otro ambiente, que no era el que está ahora pero…Y en ese momento con veinte y pico de años, no son los veinte y pico de acá. Me doy cuenta con los hijos míos…es re distinta…la vida de los jóvenes.

SE: Qué dijo tu familia cuando te viniste a vivir a Argentina?

F:  Mi papá falleció en el 98’. Ya venía medio enfermo… la cosa….fue difícil!

SE: Todos suponían que era para mejorar.

F: Sí! Mi papá cuando llegué con el pasaporte del chico….me dice “ este chico acaba de nacer!” – al mes que nació se lo saqué-,  y me dice “ y yo con setenta y pico de años no tengo…”. Después mi hermana me dice “sí…vamos a hacer eso todos…”,le pegó un poco pero también pensaba que había que salir.

SE: Que era como una evolución de la familia

F: Claro, sí, seguro…

SE: Te comunicabas por teléfono? Cómo era?

F: Hablaba por teléfono, porque en ese momento con mi marido no había video llamada…ni nada de eso…ni internet, ni nada de eso. Los llamaba por teléfono y cartas. Me llegaba alguna carta muy cada tanto… tengo así (hace el gesto de pila de cartas) que me mandaban casi semanal.

SE: Te mandaba una carta por semana….

F: Sí….ahora mi marido me manda mensajes a la mañana y a la noche (risas)..

SE: Hoy todavía (risas)?! Y en ese entonces una carta por semana

F: Sí, lo que pasa es que como él quedó allá un año todavía, me comunicaba siempre y …él me mandaba. Después con los de la casa, mi mamá, mi papá, tenía comunicación pero no estaban acostumbrados con el tema carta y así que estábamos con teléfono.

SE: En Venezuela estudiaste?

F: Hice la primaria y arranqué la secundaria pero la terminé acá en la Técnica 3, para adultos a la noche.

SE: Que bien! Así que te adaptaste a la argentina perfecto

F: Sí…ese año estuvo un poco más duro, después que vino mi marido estuvimos con mi suegra y al poquito tiempo falleció mi suegro y nos fuimos a la casa de él y de ahí no volvimos más. Estuvimos alquilando por acá…por allá…pero cada uno en su casa.

SE: El acá consiguió trabajo

F: El consiguió trabajo, pero los trabajos siempre fueron por fuera…depende. Estuvimos siempre juntos pero sus trabajos eran por otras provincias. De hecho ahora, estaba en Buenos Aires, trabajando y lo pasaron a Mar del Plata.

SE: A qué se dedica él, qué hace?

F: El también terminó una carrera en Venezuela, lo que acá llaman Agrimensor. La hizo a la noche también, así que salía del trabajo, llegaba, comía, se bañaba y  se iba a estudiar lo que acá se llama agrimensura. Allá se llama topografía, eso de medir los terrenos…Entonces aprendió mucho, era lo que hacía mayormente allá y vino con mucha técnica nueva que en los trabajos de acá le vino muy bien. Aunque él estuvo tres años en el Concejo Deliberante, fue pro secretario de un concejal.

SE: Así que él se insertó en la vida social a pleno

F: Sí…si….ahora está en Mar del Plata. Aparte dejó todas sus amistades acá, todos los chicos de su edad.

SE: De Venezuela que te trajiste? Qué extrañas? La comida, la música…

F: La comida, la música…De hecho yo me traje de mi hijo el tambor. Cuando estaba ya más chico (acá llegó de 4 años) tenía una tambor allá y él andaba para aquí y para allá con eso y se lo traje. También me traje un manar, que llaman allá, es como si fuera un colador tejido como de mimbre para pasar el maíz, para tamizarlo y con ello se hacen tortitas, mis arepas

SE: Así que seguiste cocinando siempre

F: Yo seguí cocinando, me traje para moler el maíz..

SE: Acá no se consigue ese maíz?

F: …bueno ahora en este momento lo estoy consiguiendo yo más rápido acá en la Argentina que mi familia en Venezuela. Pero me traje las arepas, me traje una botellita de Ron, que de vez en cuando tomamos así… como para algo muy especial. Hacia mis arepas en la casa, le hacía a los chicos, tan así que los amiguitos cuando iban…decían “cuando tu mamá va hacer arepas” (risas).

SE: Contame como son las arepas

F: La arepa es una tortilla de maíz, de maíz blanco, la harina es parecida a la polenta pero más refinada que la polenta. También se podía conseguir de maíz amarillo y viene pre cocida. Le pones un poco de agua, un poco de sal y la amasas con las manos, la textura más o menos la sacas…como pelotitas. Las aplanas y las haces fritas, horneadas o asadas, muy finita…y son  rellenas.

SE: Como se fuera un pan, lleva sal, lleva condimentos?

F: La arepa lleva, agua, sal y esa harina. La amasas, la dejas 5 minutos…son redonditas. Y eso lo rellenas con carne…es mechada, la carne mechada nuestra es un tipo de carne…mi marido dice que es por el tipo de res nuestro, se tiene que cocinar mucho, vendría a ser del matambre

SE: En Venezuela también se hacen de carne ?

F: Carne de vaca poca, pollo, pescado….es más…por eso nosotros no tenemos asado. La cocina nuestra para los domingos, era una sopa, le llamamos “sancocho”, con costilla, era muy hervida o de pollo o algo así, con verduras…con mandioca, con papas, con calabaza. Muchas veces para el relleno de las arepas se hacía eso, si tenían carne se iba sacando tiritas…tiritas por tiritas. A eso se le hacía un sofrito de cebolla, ajo, ajíes, tenemos un tipo de ajíes chiquititos no muy picantes, porque no nos gusta, hay picante, pero no es lo típico. Entonces lo rellenamos con eso, lo podemos rellenar con pollo que también va hervido y la misma técnica, o con atún, con mayonesa, con tomate cortadito con cebolla de verdeo o con lo que te puedas imaginar…con mariscos…pulpo…

SE: Cómo la empanada nuestra

F: De hecho las empanadas nuestras llevan la misma masa y el sabor es distinto. Es re distinto…yo prefiero las arepas (risas)

SE: Bueno…se conocieron bailando. Que bailan en Venezuela? Lo mismos que acá?

F: En ese momento en los 80’ estábamos con el merengue, Juan Luis Guerra, 4:40, Las Chicas

Del Can:  es un grupo Dominicano con puras chicas, todo tocaban las chicas, cantaban, bailaban….tocaban todos los instrumentos. Y fueron allí al pueblito nuestro, no al mío, adonde él vivía, que estaba separado, que a estas distancias era nada…era al lado (risas). Bueno…y nosotros haciendo dedo a la noche y fuimos a ver a ese grupo! Enloquecida! Las patitas me hacían así! (risas). Así que merengue, Juan Luis Guerra, salsa…había algún que otro lento…pero era para descansar, quien no estaba en pareja, tomar un poco de aire…Así que yo me traje…me traje mis tambores para bailar. Lamento no haberle inculcado eso a los chicos, porque como teníamos chances de ir y ellos lo vivían allá, pero ahora que dejamos de ir…

SE: Así que ellos no lo tienen tanto

F: No…no tanto, me doy cuenta que las chicas acá de México le tienen a las nenas todo. El tema de las piñatas para los cumpleaños, las telas de acá, allá tienen esa forma pero allá tienen que tirarla al piso, romperla, son de papel. No le pasé mucho…aunque el mayor baila salsa y merengue, el otro es más rockero, no sé a quien salió (risas)

SE: Qué edad tienen tus hijos ahora?

F: El mayor tiene 26 y Emiliano tiene 23

SE: Están en Tandil?

F: Sí, están acá. No se les a pegado mucho, peroue yo en mi casa ponía mi música…bailaba…bailaba sola…cantaba…

SE: Volviste a Venezuela?

F: Volví a Venezuela un tiempo. Estuve yendo, ahora hace como 4 años que no voy. Tuve chance de regresar y estar.

SE: Te pudiste encontrar con tu familia?

F: Sí me ayudaban a pagar de allá y con mi suegro acá, sacábamos el pasaje y lo íbamos pagando por partes, pero tuve chance de volver y de llevar los chicos. Me iba por dos meses, lo dejaba a mi marido acá y me iba.

Con el tema de bailar y la música allá es diferente. Mi marido, siendo de acá, conociendo donde nos conocimos, cuando nació mi nene que estaba más grandecito…ya de meses, tenía como un año, más o menos…él me llevaba a la fiesta y se volvía a dormir con el chico ( risas) él me dejaba. Cuando nos conocimos igual, íbamos juntos antes de tener los chicos…se ponía a un lado y venían y me sacaban a bailar. Porque no hay el drama y las cosas que pasan acá…

SE: Hay más libertad en las parejas?

F: Si, por eso tienen más libertad, no hay ese tipo de solas y solos, ni nada. Porque tú vas a una fiesta y aunque estés sola… te vas a encontrar con gente para bailar, divertirte, para hacer…no tengo que estar todo el tiempo pegada con él. Allá me pasaba eso. Acá vas a una fiesta y si tu marido no te saca a bailar….fuiste….eso me doy cuenta viviendo acá… El se ponía a un costado, se tomaba una cervecita, o compartíamos con alguien conocido…pero no había ningún drama. Aparte se juntaban…las fiestas en la plaza, cerraban una calle y se hacía la fiesta allí, iba todo el pueblo. Te podías encontrar con un nene chiquitito de dos o tres años…que a esa edad ya están bailando…o con una abuela….todo el mundo

SE: Cómo ves a tu país con lo que está pasando ahora? Loe ves por televisión o tenés comunicación con tu familia?

F: Las dos cosas. Y arrancó cuando estaba allá…con esto se agravó. Yo me daba cuenta de que había mucha diferencia

SE: Cuando vos estabas allá veías lo que estaba por pasar?

F: Cuando yo me vine acá… mi hermana me dice “lo votaste a Chávez y te fuiste”…En la elecciones que él ganó, que se armó el tema de la constitución, que la cambió, la llevó, la trajo para el 99’. Pero viste con eso que él arrancó…En la casa decimos “cuando éramos felices y no nos habíamos dado cuenta”. Porque nosotros estábamos bien, nos divertíamos, podíamos salir, había otra cosa y uno no estaba pendiente, otra vida. No sé si era por la edad, no le dábamos mucha bolilla. Cuando él llega, que llega con esas cosas, que dice que van a cambiar, que ahora los pobres, que van a ser…y bueno en el país una voz nueva, que se venían dando muchos hechos de corrupción…Ahora después que estoy acá digo “Bolivia no tenía mar!!” en esos gobiernos le regalaron un barco a Bolivia!, así que…hicieron un restaurante así que te podes imaginar…(risas). Todavía a estas alturas no tiene mar! Así que muchos hechos de corrupción….Y llega Chávez con esas cosas que él traía, de muchos cambios, y bueno gana Chávez. Pero ahí él ya empieza a dar un cambio pero diferente…muchos militares…mucho su gente…mucho…Y a uno todavía no le había tocado mucho el bolsillo, tenía para comer…o para otras cosas…Pero ahora no está bien…aparte lo que veo en la tele…Te digo que yo que fui la primera que salió de la familia, después de haber estado tan así…Tengo a una hermana y un hermano acá, una sobrina en España, tengo hermano en República Dominicana con la hija y la esposa, tengo dos sobrinos en Perú, tengo un primo en Portugal, tengo otro sobrino en Ecuador, mi hermano se vino en colectivo…es como que mucho…salen 10.000 por día…

SE: Por qué se van?

F: Porque no encuentran medicamentos, no encuentran comida, para nada….Un país con petróleo y no hay en este momento gasolina! Tenés que sacar el carnet para que te vendan algo de eso. Para comprar comida…las colas ….El que tenía chicos…para comprar un paquete de pañales, para venderle uno o dos tenía que ir con los chicos, tenías que hacer cola en ese momento…tenían que salir a la madrugada. La delincuencia terrible, porque ahora te están robando hasta los policías. Gendarmería, que para nosotros es la guardia nacional, el ejército….todos ahora están metidos todos! De hecho mi cuñada, la esposa de este hermano que vino, él le depositaba dinero y ella se iba a comprar a Colombia. Pero te podes imaginar…a Colombia!…donde tenés que pasar tantos estados, o tantas provincias para llegar al pueblo donde estamos, que es en la otra punta, cuantas tuvo que pasar y con cuantas cosas llegó a la casa…Así que en este momento es complicado la cantidad de chicos que están saliendo…

SE: Te llamaron tus amigos o familiares para venirse acá a Tandil?

F: Bueno…a mi hermana la traje yo hace dos años, que la traje por 3 meses y le digo “que vas a buscar?”. Ella vino poniéndose quimioterapia allá, y en este momento no se está poniendo ninguna….más allá de algún control, que el problema de ella es en la sangre, un control que va al hospital, no le hacen nada más. Yo le digo “es lo que ves”…encima con una enfermedad así…más todavía, tiene que estar bien anímicamente, si salís y ves todo mal te amargas y todo eso. Y después mi hermano, que él es jubilado en educación, estudió abogacía y entonces él se vino. Jubilan con el tiempo de trabajo no con la edad, así que él con 50 años ya estaba jubilado, porque él arrancó muy temprano, y me dice “la jubilación no me da”. Él tiene dos nenas y no le alcanzaba. Trabajaba la esposa también, así que nada…nada…y decidió…de un día para otro se vino…Casi que me avisó “voy saliendo para allá”. Y así como Argentina, Tandil, a otros lugares, porque muchos se han ido quedando en Colombia….

SE: Y tu hermano se quedó acá en Tandil?

F: Se quedó acá conmigo en Tandil. Así que llegó…se vino en colectivo….nada que ver…Le llevó 10 días. Algo que para otras personas es mucho, que tengan que venir y no tengan mucha plata, que tengan que trabajar para poder hacerse algo. Él lo poco que junto fue para pagarse hasta Salta y de allí lo tuvimos que traer con mi marido.

SE: Cómo hacen para salir del país?

F: En colectivo hasta Colombia y hacer trasbordo. En este momento no se puede hacer porque la gente sale y se va caminando, desde Venezuela cruzan a Colombia, pasan a Ecuador, para ver si llegan a Perú. Pero van hasta caminando…No los he visto a ellos, pero veo las filmaciones…van caminando y van en esos conteiner grandes de camiones….arriba!….arriba del techo!! Agarrados como pueden…

SE: Y familiar tuyo quién quedó en Venezuela?

F: Mis padres fallecieron, los dos. Mi papá falleció en el 97’, que ese hermano mío me dice “Flor, cuándo vas a venir?”. Era en noviembre, y le digo “pienso ir en diciembre para las fiestas”, y me dice “si no vienes…no lo encontrás vivo”. Eso me dijo un sábado y mi marido el lunes me sacó pasaje y me fui. Y mi mamá a mitad de año, a ella no la pude ver…no me pude despedir (se emociona). Me quedaron 5 hermanos, porque nosotros éramos 10, con los hijos…con los sobrinos, nietos…

SE: Esos 5 están en Venezuela? Tenés contacto con ellos?

F: Estoy en contacto, uno está en República Dominicana, con video llamada….sé que en el pueblo donde estamos…dentro de todo se les hace más fácil, aunque sé que no está fácil…Pero en la capital está terrible…está terrible…no tienen…

SE: Cuantos venezolanos hay en Tandil ahora? Tenés  idea? Tenés contacto?

F: Tengo contacto…tenemos un grupo donde todos los días se añade gente…se añade gente…Ayer llegaron los padres de una chica que estaba haciendo de enfermera acá y se trajo los papás…y no sé…yo creo que en este momento (noviembre 2018)…pasan por los 100. Porque por ejemplo, de mi casa estoy yo en el grupo, pero ya los tengo a ellos dos que no están porque no tienen el teléfono. En el teléfono somos como 70 más lo que no están, más lo que están llegando…

Después de 15 años sola, con los que más tengo contacto acá es de 4 o 5 años y son quizás 6, pero antes de eso estaba sola con los chicos y nadie más. Se sorprendían…”Venezolanos?:la salsa”.

En este momento la situación es re complicada, salen miles y miles. De hecho ayer estuvieron reubicando porque llegaron a Bogotá a las plazas a donde sea. En este momento están saliendo con chicos, los ves caminando con los cochecitos con los nenes y los estaban reubicando en otro sector con una carpa. Los vecinos también se complica…porque llega gente….

SE: Y el tema de los papeles? Pueden estar en el país? quedarse acá? Cómo es la parte migratoria?

F: Acá les dan facilidades por la misma situación que se vive.

Cuando llegó Macri y toda esta historia con lo que se venía, les estaban dando chance de venir. A mi hermana yo la traje y no tenía la cédula vigente, porque para eso te ponen trabas…para sacar tus papeles allá…

SE: Los papeles son las cédulas de inmigrantes?

F: Exigen antecedentes penales de Venezuela para poder tramitar el DNI. También la “constancia de residencia”. Para eso hay que presentarse en Anses con pasaporte y un servicio y todo eso va a Mar del Plata. Ahora estamos viendo de conseguir online certificaciones de antecedentes y de nacimiento ya que eso es un gran tramiterío en Venezuela.

Tienes que traer la cédula, tienes que traer de buena conducta, policial, los antecedentes policiales…todo ese tipo de cosas que no te lo ponen fácil. Bueno, le dije a mi hermana “vienes por tres meses”, todavía estaba el Mercosur, Venezuela, y pudo pasar con la cédula nuestra, venezolana. Mi marido que está en Mar del Plata, migración le dice “después de dos años puede empezar a tramitarla”. Y le estoy diciendo ya…”sacame el documento de los antecedentes”. Mi hermano los trajo, de hecho él ya tiene el DNI de acá, él pudo sacarlo…porque bueno…te sacan, como diríamos allá “un ojo y parte del otro”, en plata, para arreglar los papeles. Pero como ella venía por unos meses no los hizo. Por lo menos lo de ella tengo que llevarla a Mar del Plata…porque a mi marido le dijeron que después de dos años…

SE: Migraciones no hay en Tandil. Lo más cerca está en Mar del Plata verdad?

F: Sí, está en Mar del Plata y hay que ir hasta allá. Mi hermano tuvo que ir, sacó unos papeles acá…el domicilio…todo…

SE: Salen muchos sin papeles?

F: Salen muchos sin papeles, en Perú también les estaban dando un permiso para sacar una carta que te puede durar 90 días. A estas alturas están saliendo hasta sin cédula si no la tiene, porque les están poniendo muchas trabas, no les están facilitando…Y no se puede vivir en este momento…en Venezuela…no…no se puede…Está re complicado, en  estos días estaba mirando…veo algunas cosas por televisión. Mi hermano me dice “yo no me engancho con la televisión” y yo le digo “tengo que mirar a ver “. Un sueldo con la sacadera de ceros y toda la historia…nada que ver, digo…1800 Bolívares o Soberanos, ya no sé ni cómo lo llaman, porque ni ellos mismos lo saben, no te podías comprar ni siquiera una docena de huevos!!. Cómo vive?!…

SE: Así que ahora se te está rearmando la colectividad venezolana en Tandil?

F: Sí, se me ha complicado en algunos aspectos, porque muchos que llegan…así como llegan…no tienen trabajo…algunos están estudiando, un poquito por allá…un poquito por acá…Muchos de los chicos nuevos están participando de la colectividad empezando a cocinar y mostrar lo que hacemos. Necesitamos la ayuda de todos para dar a conocer sus emprendimientos. Han venido muchos profesionales, mecánicos dentales, geólogos, abogados que no pueden trabajar de eso aún.

Tenemos un grupo de wathsap, se pueden contactar al 0249 154007423 o al mail venezolanostandil@gmail.com.

SE: Es un cambio para vos fuerte para vos…que antes estabas solita en Tandil y ya son más en la colectividad

F: Mi marido le decía a mi cuñada “quédese con ella, porque si no me enloquece, porque se pone nerviosa” (risas). Yo estoy con música hasta una semana antes que bailo para la fiesta de las colectividades. Donde somos más, es más complicado…hay que ensayar… (Risas)

SE: Por lo pronto estás como empezaron todas las colectividades que llegaron a nuestro país. Todos hicieron lo mismo….se juntaron, aunque sea a juntarse a escuchar la música juntos…a comer algo en familia…un ratito. Empezar aunque sea un ratito una vez por mes…

F: Era impensable…impensable. Tenemos que mostrar lo nuestro que es lindo, estamos pasando por un muy mal momento pero de hecho con estas mismas cosas los chicos han hecho gaita allá en Venezuela. O sea es lo nuestro…que para todo le ponemos una sonrisa y para adelante!

SE: Está bueno reunirse, encontrarse y cuidarse. Porque cuando uno no tiene papeles está en un estado de vulnerabilidad muy alto…

F: Mi hermano… un trabajo de 8 horas, cobraba 1000 pesos. Y ahí se consiguió con el papá de una nena que estudiaba con los hijos míos, y le dice “vos sos el hermano de Flor” y le dice “vos conoces la moneda de acá” (risas) porque le están pagando muy poco por el trabajo….Pero con eso puede mandar allá…es una ayuda…

Y ahora convocamos a todos/as los venezolanos/as en Tandil a un Encuentro (para conocernos y ayudarnos) el día 30 de Marzo a las 14 hs en la Sala B del Centro Cultural Universiario (2do piso). Los/as esperamos a todos/as!!!


Escriba un comentario